Washington DC, EU.- El Departamento de Estado de Estados Unidos aseguró este martes que Nicolás Maduro buscaría una negociación secreta con Washington.

«Maduro quiere una negociación secreta con el Gobierno de Estados Unidos, pero apoyamos a Juan Guaidó como Presidente interino y a la Asamblea Nacional» sostuvo Michael G. Kozak, Subsecretario interino de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental.

Al citar el «Marco para la transición democrática de Venezuela», publicado por la misma dependencia en marzo pasado, Kozak agregó que la estrategia considera la salida de Maduro para que se celebren nuevas elecciones en el país.

«Que Maduro se vaya ahora y que un gobierno de transición designado por la Asamblea Nacional celebre nuevas elecciones», escribió Kozak a través de su cuenta de Twitter.

De igual modo, el Secretario de Estado, Mike Pompeo, declaró que el régimen madurista tiene detenidos injustamente a 334 presos políticos, dentro de los que se incluyen a un tío de Juan Guaidó y miembros de la Corporación Petrolera (CITGO) con sede en Houston, además de integrantes de la Asamblea Nacional, trabajadores de salud y periodistas.

«Como dice el marco para la transición, es el momento de la liberación inmediata de todos los presos políticos. Hacemos un llamado a Maduro y sus aliados para que los liberen de inmediato y faciliten la transición a un gobierno de transición legítimo», expresó Pompeo.

El secretario de Estado detalló que Washington ha mandado recursos a Caracas (9 millones de dólares) para mitigar el impacto de la pandemia de Covid-19. Sin embargo, aclaró, hay resguardadas 90 toneladas de insumos enviadas por las Naciones Unidas para evitar que caigan en manos del régimen.

«Seguro las robaría», manifestó.

Pompeo añadió que siempre ha estado disponible asistencia -por parte de Estados Unidos, la ONU y la Cruz Roja- para los venezolanos, pero precisó que la más grande ayuda sería garantizar el regreso de la democracia al país sudamericano.