La Organización Mundial de la Salud (OMS) encendió las luces de alerta por la rápida expansión mundial de las variantes del Covid-19, sobre todo la del Reino Unido, la cual ya está presente en 125 países en las seis regiones del mundo.

También porque por cuarta semana consecutiva el registro de contagios se incrementó notablemente. Solo en los últimos siete días se acumularon 3.3 millones de nuevos casos. Además, el número de decesos se mantiene estable, después de que había mantenido una tendencia a la baja. En este renglón, en la última semana se reportaron 60 mil nuevos decesos.

Según el último boletín semanal sobre el estado de la pandemia de la OMS, Europa y América concentran a la fecha el 80% de todos los casos de contagios y muertes. La única región que mantiene una disminución en los fallecimientos es el Pacífico Occidental, con casi un tercio menos, en comparación con la semana anterior.