BERLÍN, ALEMANIA (AP).- Un enfermero que ya cumple una cadena perpetua por dos asesinatos podría haber matado a más de 100 pacientes a lo largo de varios años en dos hospitales en el noroeste de Alemania, según dijo la fiscalía ayer jueves.
Los investigadores han completado los exámenes toxicológicos de pacientes fallecidos en la época en la que Niels Hoegel trabajó como enfermero en los hospitales de Oldenburg y Delmenhorst, explicaron la fiscalía y la policía de Oldenburg. Encontraron 16 casos adicionales en los que es sospechoso.
Las autoridades dijeron a finales de agosto que Hoegel podría haber matado al menos a otros 84 pacientes, además de los dos asesinatos por los que cumple condena. En ese momento dijeron estar a la espera de los análisis toxicológicos de otros 41 fallecidos, que ahora se han terminado.
La fiscalía reiteró en un comunicado que espera presentar más cargos contra el sospechoso el año que viene. Nuevas condenas podrían afectar a las posibilidades de Hoegel de libertad condicional, pero no hay condenas consecutivas en Alemania.