Lima.- La Policía Nacional del Perú (PNP) informó este miércoles que 510 cadetes y alumnos de su Escuela de Oficiales y Suboficiales dieron positivo a las pruebas de COVID-19, aunque ninguno presenta hasta el momento los síntomas de la enfermedad.

La institución detalló en Twitter que este contagio masivo se detectó en la escuela del distrito de Puente Piedra, en el norte de Lima, donde se sometió a 2.707 cadetes y alumnos a pruebas rápidas para detectar posibles casos de la epidemia.

Agregó que los análisis se tomaron «como parte de las medidas de prevención implementadas por el COVID-19» y los casos positivos no presentan «ningún tipo de síntoma ni complicación en su salud».

«El total de cadetes y alumnos detectado positivo no presentan ningún tipo de síntoma ni complicación en su salud y se encuentran cumpliendo la cuarentena aislados del resto de sus compañeros, según establecen las normas sanitarias», indicó.

La PNP sostuvo que «se ha dispuesto un equipo médico que monitoree el estado de los afectados y garantice las condiciones que debe mantener un asintomático como el reposo y la hidratación, así como adoptar una atención temprana si alguno manifestara síntomas o complicaciones en su evolución».

Tras conocerse la situación, el comandante general de la PNP, el general Max Reinaldo Iglesias, visitó la escuela «para supervisar el estado de los futuros policías e informó personalmente de la situación a los padres de familia que se acercaron al lugar para indagar por la salud de sus hijos».

En un último mensaje, la PNP pidió «tranquilidad a los padres» de los afectados y aseguró que «están recibiendo todos los cuidados necesarios dentro de la escuela», tras lo cual se comprometió «a informarles permanentemente sobre la evolución de su estado, como es su derecho».

La información oficial se dio horas después de que circularan insistentes rumores en las redes sociales, que aseguraban que hasta el 80 % de los alumnos de la PNP sometidos a las pruebas habían dado positivo a COVID-19.

Esto llevó a que varios padres de familia llegaran hasta las afueras de la escuela de Puente Piedra, a pesar de las medidas de restricción de movimiento y toque de queda que se cumplen en Perú desde hace 45 días.

Algunos de los padres manifestaron a medios locales su gran preocupación por los contagios y la forma en que se estos se produjeron, ya que aseguraron que los cadetes y alumnos permanecen inmovilizados en su escuela desde hace casi dos meses.

Perú presenta una de las cifras más altas de COVID-19 en Latinoamérica, con 33.931 casos y 943 fallecidos, lo que llevó este miércoles al presidente Martín Vizcarra a admitir que el sistema sanitario está llegando «a situaciones límite» en varias regiones del país.