Para brindarles más y mejores condiciones de seguridad a las niñas, niños y adolescentes, el Diputado Gerardo Peña Flores, propuso establecer en el Código Penal de Tamaulipas, que a la persona que le conste la comisión de un delito de abuso sexual o violación, en perjuicio de un menor de 15 años y no lo denuncie, se le impondrá una pena de 2 a 5 años de prisión y una multa de hasta 17 mil 300 pesos.

En la sesión de este miércoles en el Congreso, a nombre del GP-PAN planteó la adición del Artículo 279 Quater a dicho Código Penal, resaltando que es su deber garantizar la protección integral de los derechos de las y los menores tamaulipecos, a través de las medidas legislativas necesarias y eficaces para prohibir y erradicar todas las formas de abuso sexual en su contra.

Resaltó que el abuso sexual se presenta en un gran número de hogares y desafortunadamente crece cada día, vulnerando el derecho de niñas, niños y adolescentes a una vida libre de violencia, “Poniendo en riesgo su seguridad sexual y su bienestar físico, emocional y psicológico”.

Peña Flores, mencionó que los abusos sexuales que lamentablemente sufren estos menores, son por agresores que comúnmente pueden ser personas de su entorno familiar con lazos sanguíneos o afectivos, tutores o maestros, y en algunos casos, desconocidos.

“Todo tipo de violencia sexual contra niñas, niños y adolescentes es un problema social que tiene graves consecuencias para su vida, en su entorno y en todos los contextos en los que se desarrollan”, enfatizó.

El legislador manifestó que por todo ello, es importante que la intervención en la protección de los derechos de este sector de la sociedad contra este tipo de violencia, incluyan protección irrestricta en los entornos familiar, social y educativo.