Miguel Carbonell Sánchez recibió un emotivo homenaje de la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT), en reconocimiento a su trayectoria académica, su contribución a la investigación y aportaciones a la ciencia jurídica en México.

En el marco de un encuentro con los universitarios en el Campus Victoria, el Rector Enrique Etienne Pérez del Río, acompañado por un grupo de estudiantes, presidió la distinción otorgada por la máxima casa de estudios del estado, destacando la oportunidad que representa para los jóvenes reunirse e intercambiar opiniones con el reconocido investigador, especialista del derecho constitucional, escritor y académico mexicano.

Acompañado por el Diputado Ramiro Ramos Salinas, Presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado de Tamaulipas; y el Secretario de Extensión y Vinculación de la UAT, David Vallejo Manzur, el Rector dio la bienvenida a Miguel Carbonell, destacando los esfuerzos de la Universidad para ofrecer a los estudiantes este tipo de encuentros con personalidades de reconocido prestigio nacional e internacional, que a través de sus experiencias y conocimientos, contribuyan en la formación integral, humanista y con valores de los universitarios.

En el marco de este homenaje, Miguel Carbonell expuso una plática acerca de los jóvenes frente a los retos de México, intercambiando opiniones con los estudiantes de las diferentes carreras. Luego de agradecer a la UAT la invitación y el cálido recibimiento, aseguró que el escenario profesional actual cambiará drásticamente en unos años, panorama para el que los futuros profesionales –dijo- deben estar preparados.
El investigador del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), comentó que las universidades públicas enfrentan desafíos y retos que representan oportunidades de entrar a procesos de excelencia educativa en niveles internacionales. Sostuvo que los estudiantes de hoy, tienen el reto de competir no solo con sus pares nacionales, sino además con sus contrapartes en el mundo.

“La reflexión es cómo será el mundo en el año 2050.Lo cierto es que en los próximos 30 o 40 años veremos cambios masivos en muchos aspectos de nuestra vida y que implicarán muchas novedades en distintos campos del quehacer de nuestra sociedad”, expresó Miguel Carbonell, tras puntualizar que: “la educación superior en México tiene que desarrollar más calidad y vinculación con el trabajo: necesitamos capacitarlos para la vida real; tenemos que ser más prácticos y tener conocimientos aplicados desde las aulas y así poder dar el salto natural al campo laboral”, concluyó.

 ejb