Con el propósito de efectuar un mejor diagnóstico, fortalecer la red pública de hospitales y reducir la mortalidad por cáncer de mama, la Secretaría de Salud del Estado imparte el Primer Curso Regional de Control de Calidad en Mastografía, dirigido a personal técnico en radiología de distintos estados del país.

Con este curso, que se lleva a cabo del 20 al 23 de mayo en la instalaciones de la UNEME DEDICAM (Unidad Médica Especializada para la Detección y Diagnostico de Cáncer de Mama) de Ciudad Victoria, se capacitará a 24 técnicos radiólogos de estados como Coahuila, Nuevo León, San Luís Potosí, Zacatecas, Veracruz y Tamaulipas, a quienes se les proporcionarán los elementos teóricos y prácticos necesarios para realizar el control de calidad rutinario de los equipos de mastografía en las modalidades analógica con revelador y digital.

La importancia de instruir a los radiólogos, radica en que actualmente se cura un tercio de los tumores de mama, donde ellos intervienen directamente en la toma y la primera lectura  de las mastografías de las pacientes que reciben atención en las unidades médicas.

Asimismo, es imprescindible que la capacitación sea constante, ya que, el cáncer de mama en muchas ocasiones lamentablemente, se detecta demasiado tarde y se presenta cada vez en gente más joven, por ser un padecimiento que avanza de manera silenciosa.

Por ello, la radiología juega un rol fundamental en la detección temprana del cáncer, cuando las lesiones no se palpan o no se ven. Actúa cuando aparentemente la persona está sana, cuando los tamizajes médicos arrojan alguna sospecha o al haber factores de riesgo que siembran la duda respecto de la existencia de esta enfermedad.

Tamaulipas fue elegido como sede para la realización de este curso por el Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva, el cual al igual que la Secretaría federal de Salud muestra interés en otorgar a las pacientes un equipo especializado y tecnología de punta, con personal médico y técnico altamente capacitado, que les proporcione un diagnóstico certero, permitiéndoles así acceso a un tratamiento adecuado.