El secretario de Salud del estado, Norberto Treviño García-Manzo, hizo un llamado al personal a su cargo a elevar la productividad, superar indicadores y reforzar las acciones para lograr las metas programadas para el 2013 y posicionar a nuestro estado en el liderazgo nacional, “no para lograr medallas” sino para otorgar a los tamaulipecos la atención y los servicios que merece.

Al presidir en esta capital la primera reunión de Evaluación de Programas Sustantivos del año, en la que participaron subsecretarios, los 12 jefes jurisdiccionales, directores y jefes de departamento, el funcionario urgió a reforzar los casi 30 programas que en materia de prevención y promoción de la salud ha priorizado el gobierno de que encabeza Egidio Torre Cantú.

Pidió consolidar la imagen de los casi 300 centros de salud del estado para que sean verdaderamente, Resolutivos y Humanos acorde a la visión del Tamaulipas Fuerte para Todos del Mandatario Estatal.

Durante dos días de trabajo, se analizaron los avances en el levantamiento de las cédulas de microdiagnóstico, que al concluir a finales de este año, ubicarán al gobierno de Egidio Torre Cantú como el pionero en México al contar con las pirámides de población de cada uno de los Centros de Salud, lo que podrá identificar a cada usuario por nombre, edad y sexo a fin de darle una cobertura en todas las etapas de su vida.

En términos de salud, el impacto de los programas evaluados es fundamental, ya que permite otorgar las herramientas para la toma de decisiones acertadas para aliviar o solucionar problemas asociados a la calidad de vida de la población.

Durante el primer trimestre del 2013 sobresalen programas como dengue,  envejecimiento, sida y adolescentes con indicadores de excelencia a nivel nacional y riesgo cardiovascular; rabia; salud bucal; vete sano, regresa sano; cólera; vacunación, accidentes y otros con rangos entre el 95 al 99 por ciento en todos sus indicadores.

Se analizaron además los logros y metas de programas como el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica; Primer nivel de Atención; Reducción de la mortalidad materna y la infantil; Caravanas de la salud; Entornos y comunidades saludables; Escuela y salud; Vacunación universal; Discapacidad; Salud integral del niño; Nutrición; Cáncer mamario; Violencia; Planificación familiar; Salud materna y perinatal; Diabetes y riesgo cardiovascular; Salud mental; Adicciones,  entre otros de igual importancia.