Cd. Victoria, Tam., Investigadores de la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT), estudian el impacto de los enemigos naturales de la plaga conocida como “la mosca de la fruta”, considerada uno de los principales problemas en el agro mexicano.

Al respecto, Dr. Venancio Vanoye Eligio, especialista del Instituto de Ecología Aplicada (IEA) de la UAT, explicó que como parte de los productos derivados de la investigación, que realizan para el combate de la mosca de la fruta a nivel nacional, se publicó un artículo las revistas especializadas “Journal Biocontrol Science and Technology”, de Reino Unido, y “Journal of Insect Conservation”, de Países Bajos. Destacando que las plataformas pertenecen a las editoriales Taylor and Francis y Springer.

Dijo que está aportación, corresponde a la tesis del estudiante del Doctorado en Ecología y Manejo de Recursos Naturales, Martín Berrones-Morales, y se enmarca en la línea de investigación “Ecología, Diversidad y Manejo Integrado de Moscas de la Fruta (Tephritidae)”.

En la publicación del artículo, participaron también, la Dra. Juana María Coronado Blanco, la Dra. Griselda Gaona García y el Dr. Gerardo Sánchez-Ramos, todos investigadores de la UAT.

En entrevista, el Dr. Venancio Vanoye Eligio, explicó que el trabajo de investigación, versó sobre los enemigos naturales de la mosca de la fruta en la Reserva de la Biosfera El Cielo. Y refirió que el proyecto, destaca que en Tamaulipas, existen alrededor de 7 especies de enemigos naturales de moscas de la fruta.

“Se destaca que hay enemigos naturales para especies plaga de moscas de la fruta, detectamos a estos insectos que usan a varias especies de mosca de la fruta, incluyendo a las que son plaga, como alimento para sus larvas, y esto tiene mucha importancia en el contexto de la agricultura, por la mejora en el manejo de las especies plaga de mosca de la fruta”, indicó.

Describió que Tamaulipas y la Reserva de la Biosfera El Cielo, representan el último bastión ecológico, donde se puede encontrar esa diversidad de insectos, “dado que los bosques tropicales en el país o en el continente americano, encuentran su límite de distribución en la Reserva, es importante para el estudio de las plagas, porque tenemos la presencia de estos insectos, y la relevancia es en el cultivo de mango y naranja”.

“Encontramos parasitoides que afectan directamente a la mosca del mango, que le provoca al productor en el área de Gómez Farías mucha caída de fruta; pudimos detectar junto con el alumno, que existen altos grados de ataques de estos insectos a esas especies plagas…”.

“La propuesta de la investigación, es que se necesita hacer más trabajo aplicado, para ver como potenciar la actividad de estos insectos sobre las plagas”, aseveró.

Sostuvo que se trata del primer trabajo, que se enfoca a la diversidad de mosquitas de la fruta y a la identificación de sus enemigos naturales, “se precisa en la tesis doctoral, que el autor vive en la región de Gómez Farías, por lo tanto, tiene el conocimiento para valorar y trasmitir los resultados de su investigación a los productores, subrayando la importancia de la conservación de estas áreas, como reservorios de enemigos naturales de especies plaga de la mosca de la fruta”, puntualizó.