Ciudad Victoria, Tamaulipas.- Con la presentación de 20 acciones exitosas entre las que destacan las semanas estatales de lucha contra el dengue, que ha sido tomada como ejemplo nacional, el gobierno de Tamaulipas mereció un nuevo reconocimiento a su visión y estrategia preventiva, en el marco de la reunión del Consejo Nacional de Salud, región norte.

En el encuentro, que reunió en la ciudad de Durango, a representantes de la Secretaría de Salud del gobierno de la República y de 10 estados del país, el director de epidemiologia Alfredo Rodríguez Trujillo expuso las principales acciones emprendidas por Tamaulipas para combatir el dengue, proteger a la población y sobre todo, evitar defunciones por esta enfermedad.

Con la representación del secretario de Salud, Norberto Treviño García Manzo, el funcionario estatal expuso las principales 20 acciones que lleva a cabo el gobierno de Tamaulipas para el combate al dengue como son, entre otras, el fortalecimiento del área de vectores, inversión en recursos materiales y humanos, la red estatal de vigilancia epidemiológica, y empleo de todos sus sistemas de comunicación para identificar oportunamente los casos.

Resaltó el cambio de estrategia iniciada en nuestro estado que tiene como sustento la prevención y se enfoca en la eliminación de criaderos; además del trabajo coordinado con la Secretaría de Educación con el programa “Patio limpio”, mediante el cual se acredita a los alumnos como inspectores de sus propias casas para verificar que no existan recipientes que acumulen agua. Además, de contar con la acreditación de escuelas libres de dengue.

Detalló la labor conjunta que se ha implementado en este gobierno con los comités de salud, el convenio que se tiene de trabajo con los presidentes municipales para llevar a cabo campañas de eliminación de criaderos de forma permanente; la vigilancia por parte de la COEPRIS llevar a cabo la verificación sanitaria en establecimientos que generan riesgo para la proliferación del mosquito.

Otra experiencia exitosa de Tamaulipas es la acreditación de hospitales que tienen la capacidad de atender a los pacientes de forma adecuada y cuentan, para cuando sea necesario, con un plan de reconversión hospitalaria; es decir, un mecanismo bien definido para disponer de espacios, camas, pabellones, insumos, en situaciones de epidemia.

vmp