CIUDAD VICTORIA, Tamaulipas.-  La secretaria de Salud de Tamaulipas, Gloria Molina Gamboa pidió trabajar de manera permanente y desde todos los flancos, para  anticiparse y hacer frente a las enfermedades transmitidas por vector, a fin de limitar daños y complicaciones a la salud de la población.

Aseguró que las acciones coordinadas por el gobierno de Francisco García Cabeza de Vaca,  han permitido frenar la cadena de transmisión del dengue, zika y chikungunya, en virtud de que durante las últimas dos semanas epidemiológicas, no se han presentado nuevos casos.

Molina Gamboa, presidió en esta ciudad capital, la reunión semanal de seguimiento a estas enfermedades, en la que junto con el alcalde, Oscar Almaraz Smer, analizaron los avances del plan emergente de descacharrización, fumigación y control del mosquito transmisor.

En el encuentro, en el que participaron síndicos, regidores, representantes del IMSS, ISSSTE, responsables de los consultorios anexos a farmacias y Colegios de Médicos, se dio a conocer que en los dos últimos meses ha sido posible recolectar en Ciudad Victoria, más de 2 mil toneladas de cacharros y objetos inservibles.

Luego de señalar que las estadísticas reflejan un marcado descenso de casos en las colonias  del norte y aledañas a la sierra Madre, la titular de la SST instruyó efectuar ciclos repetidos de fumigación cada 7 días, en la zona centro y áreas ubicadas al margen del rio San Marcos, para cortar la cadena de transmisión de estas enfermedades.

Reveló que se han registrado 28 nacimientos de niños cuyas madres presentaron zika durante su embarazo; todos ellos se encuentran en buen estado de salud y por protocolo, se les dará seguimiento durante sus primeros 36 meses de vida, con una serie de estudios para descartar daños a su salud.

De enero a la fecha, se han confirmado en el estado, 361 casos de dengue, 359 de zika y 3 de chikungunya, todos ellos atendidos en las diferentes instituciones que conforman el sector salud.

Acordaron intensificar la búsqueda intencionada de casos de zika entre las embarazadas y a las que resulten positivas a este virus, se les deberán practicar 2 ultrasonidos por mes, para detectar posibles anomalías cerebrales en el feto, especialmente microcefalia.

Galería