Nuevo Laredo.- Ante las fuertes lluvias registras en Nuevo Laredo y que dejaron al menos 6 colonias inundadas al poniente de la ciudad, el gobierno de Egidio Torre Cantú activó un operativo de salud y ordenó el despliegue de brigadas epidemiológicas para brindar atención médica, efectuar acciones de fumigación y verificación de albergues a fin de evitar riesgos en la salud de la población.

Norberto Treviño García-Manzo, secretario de Salud, informó que el personal de la Jurisdicción Sanitaria Número 5, inició recorrido de vigilancia continua con  la unidad médica móvil 16 en las colonias Francisco Villa, Villas de San Miguel, el Campanario, Valles de Anáhuac y Fovissste, las cuales resultaron más afectadas por las precipitaciones.

El funcionario detalló que la dependencia a su cargo puso en marcha de forma inmediata acciones de fumigación, cloración de agua para uso y consumo humano, distribución y colocación de abate en los estancamientos de agua, así como la verificación de los cinco albergues activados en el municipio.

Instruyó además mantener el Centro de Salud rector abierto a consulta las 24 horas del día; así como los Hospitales Civil y General activados para recibir y tratar a pacientes que lo requieran.

Aunque el Centro de Salud rector de Nuevo Laredo se encuentra ubicado en las inmediaciones de las colonias inundadas, no sufrió ningún desperfecto, por lo que el personal continuará laborando en tres turnos.

Finalmente, el titular de la Secretaría de Salud dio a conocer que estas acciones se mantendrán vigentes los siguientes días con recorridos de las brigadas epidemiológicas, por las zonas afectadas, a fin de prevenir, controlar o descartar cualquier brote, epidemia o padecimiento que ponga en riesgo la salud de los habitantes de esta frontera.