Pasaron cinco años de aquel gol de Javier Hernández que metió al Real Madrid en Semifinales, en una noche mágica de Champions League para el delantero mexicano al anotar el único gol de la serie sobre la hora, que lo catapultó a ser uno de los mejores jugadores a nivel mundial aunque fuera aquel 22 de abril de 2015.

“Era como una graduación, soy de los mejores jugadores del mundo, aunque haya durado un partido. Y por eso también en Manchester, por eso hice goles… soy de los mejores jugadores del mundo, aunque dure diez segundos, me da igual, yo no vengo aquí por cantidad, yo vengo aquí por calidad”, dijo en plática con Sergio Dipp de ESPN.

Fue al minuto 88’ cuando Cristiano se metió al área tras una pared con James Rodríguez y asistió a Chicharito para que anotara el del triunfo y eliminar así al Atlético de Madrid en Cuartos de Final, día en el que recibió la oportunidad por la baja de Gareth Bale y Karim Benzema, pues fue un año futbolístico que sufrió varios meses de suplencia.

“En ese momento estaban lesionados Bale y Benzema; Ancelotti me dijo que era mi oportunidad y confió en mí, afortunadamente pude hacer el gol, después de leer a Cristiano”, añadió.