Las autoridades rusas negaron el martes haber pagado sobornos a dirigentes de la Federación Internacional de Fútbol (FIFA) para obtener el derecho a organizar el Mundial de 2018, como afirma un documento de la justicia estadounidense.

«Rusia recibió de manera totalmente legal el derecho de organizar el Mundial. No está relacionado con ningún soborno, desmentimos eso categóricamente», afirmó a los periodistas un portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

«Rusia organizó el mejor Mundial de fútbol de la historia. Estamos orgullosos de ello», añadió.

Según un documento publicado el lunes por el fiscal federal de Brooklyn, difundido por medios de todo el mundo, dirigentes del fútbol mundial recibieron sobornos para votar a favor de la concesión a Rusia y a Catar de las sedes de las Copas del Mundo de 2018 y 2022, respectivamente.

Desde hace años planean sospechas en la prensa sobre las condiciones en las que ambos Mundiales fueron atribuidos a esos dos países, aunque es la primera vez que la justicia da un paso de esta firmeza estimando que las votaciones ganadas por Rusia y Catar estuvieron acompañadas de irregularidades.