PATROCINADO POR: ÓPTICA RAZO

MÉXICO — Lo primero que dijo Alan Pulido al arribar a la Ciudad de México para concentrarse con la Selección Nacional, fue que “este llamado ya lo esperaba, tenía ganas de regresar a la selección, es una revancha para mí”.

El delantero expresó que “llego en un momento muy importante de mi carrera, estoy adquiriendo cada vez más confianza. Me siento muy bien, preparado, con la confianza y con el compromiso de tratar de hacer lo mejor posible”.

Expresó que a él lo que le corresponde es hacer las cosas bien dentro del campo, resistiéndose a entrar en controversia por su pasada problemática con Tigres.

“Son decisiones que toman otras gentes, los problemas ya quedaron atrás. Ahora viene algo bueno para mí, vengo con un ánimo diferente, con ganas de hacer buen las cosas”.

Pulido no dudó al sostener que su posición es la de delantero y como tal, buscará las anotaciones con el tricolor. “Lo principal es que el equipo haga las cosas bien y ya vendrán los goles”, señaló.

En cuanto al recibimiento que espera tener por parte de los aficionados, está vez ataviado con la camiseta de la Selección Mexicana, se limitó a manifestar que “la gente siempre me ha recibido de la mejor manera y estoy contento de estar acá, en el futbol mexicano”.

TAMBIÉN LLEGARON LOS FELINOS

Cabe señalar que el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México se volvió un caos y por momentos costó trabajo distinguir a los elementos de la selección que llegaron junto con Pulido, debido a que al mismo tiempo arribó un grupo musical, al cual aguardaba una gran cantidad de seguidores.

A la par de Pulido, también arribaron los demás elementos de las Chivas y de los Tigres, tales como Isaac Brizuela, Rodolfo Cota y Jorge Torres Nilo, entre otros.

 

razo