LaLiga española, cuyo presidente, Javier Tebas, expresó su esperanza de poder reanudar la competición en junio, prevé empezar el camino hacia ese objetivo con pruebas de coronavirus a los jugadores la próxima semana.

El protocolo para la vuelta a la actividad previsto por la Liga, dividido en cuatro fases, incluye someter a jugadores y cuerpo técnico a pruebas para detectar el coronavirus.

«Está previsto que estas pruebas empiecen la próxima semana», dijo a la AFP una fuente cercana a estos planes de LaLiga, sin adelantar fechas determinadas.

Según los diarios Marca y AS, la Liga prevé que los jugadores pasen los test entre el martes y el jueves próximos y empezar con los entrenamientos individuales 48 horas después de los test.

El protocolo previsto por LaLiga, que consta de cuatro fases para ir pasando progresivamente de entrenamientos en solitario a los colectivos, «puede durar en torno a un mes con lo que la competición podría reanudarse en junio» siempre que se pueda cumplir con lo previsto, según la fuente, que recuerda que la salud de todos es la principal prioridad.

LA VUELTA DE LALIGA, EN JUNIO
«Espero que a mitad de junio, tenemos tiempo, no hay que correr, que en el mes de junio podamos empezar la competición. Tenemos plazo hasta el 28 de junio», había afirmado el martes el presidente de LaLiga, Javier Tebas, a la televisión Movistar.

El jerarca había adelantado hace unas semanas en un encuentro con la prensa internacional que, en caso de reanudarse el certamen, «los escenarios actuales que tenemos es poder empezar el 28-29 de mayo, 6-7 de junio o 28 de junio» a puerta cerrada.

​»Tenemos ganas de empezar a entrenar, vamos a ver la fecha exacta que comenzamos a entrenar», añadió Tebas a Movistar, después que el gobierno español anunciara que a partir del 4 de mayo permitirá «la apertura de entrenamientos individuales de deportistas profesionales y federados y el entrenamiento básico de ligas profesionales».

Esta autorización gubernamental se enmarca en el plan de cuatro pasos del ejecutivo español para ir desmontando progresivamente el confinamiento al que está sometido el país desde mediados de marzo por la epidemia de coronavirus, que llevó a la práctica paralización de la actividad en España.​