Acereros de Pittsburgh sacó la mejor parte en un juego lleno de contrastes, para imponerse por lapidario 37-19 a Panteras de Carolina, en el juego de domingo por la noche de la tercera semana de acción en la NFL.

Luego de una primera mitad para el olvido, en la que los pateadores fueron los protagonistas, el mariscal de campo Ben Roethlisberger se echó a los hombros a su equipo y disparó dos envíos anotadores con Antonio Brown para iniciar la contundente reacción de su equipo.

Como ya es tradicional con ambas escuadras, las defensivas se impusieron en la primera mitad, convirtiendo el encuentro en un duelo de pateadores, quienes fueron los únicos responsables de mover el tanteador.

Pero los «felinos», decididos a vender cara la derrota en casa, descontaron seis con increíble atrapada de Kelvin Benjamin a un pase de 35 yardas del suplente Derek Anderson, quien entró en lugar de un maltrecho Newton, para el 37-19 definitivo, luego que fallaron la conversión.

Roethlisberger completó 22 pases en 33 intentos, con ganancia de 196 yardas y dos envíos de touchdown. Newton, del lado local, concretó 24 de 35, aportó 250 yardas y puso uno en las diagonales.

ejb