Una de las acusaciones que enfrenta Guillermo Álvarez de Cruz Azul es que habría inflado el precio de algunos futbolistas al momento de comprarlos. Sin embargo, estos señalamientos también involucran a Ricardo Peláez y Eduardo de la Torre, quienes en diferentes momentos fueron directores deportivos de la Máquina.

Alfredo Álvarez, vicepresidente de Cruz Azul y hermano de ‘Billy’, declaró hace algunas semanas que una de las mecánicas para el desvío de recursos, por el cual Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) investiga al presidente de los cementeros, era la compra y venta de jugadores a sobreprecio.

En ese sentido, y de acuerdo con el diario El Universal, los jugadores involucrados en estos negocios habrían llegado a la Máquina durante la gestión de Ricardo Peláez y Yayo de la Torre. Al respecto, el mismo medio señaló que De la Torre de momento no hizo ninguna declaración sobre estos señalamientos.

“No hay ningún señalamiento y, mientras no exista, no tengo nada qué decir. La verdad es que no he seguido la investigación o qué pasó en el tiempo donde estuve”, comentó el exdirectivo y hoy comentarista.Cabe señalar que los futbolistas mencionados fueron fichados en la “era Peláez” comentó a El Universal.

A los jugadores que De la Torre se refirió son Jonathan Rodríguez, Orbelín Pineda y Misael Domínguez. Los dos primeros llegaron previo al Clausura 2019 y el segundo llegó en préstamo para el Apertura 2018 y se compró su carta un semestre después. En total, y de acuerdo con Transfermarkt, Cruz Azul pagó alrededor de 15 millones de euros, más de 300 millones de pesos.