Guadalajara, Jalisco.- En casa, como en cualquier trabajo, siempre hay una autoridad que rige las normas de convivencia. El futbolista suele ser visto como un ser superior, pero todo esto acaba al llegar al hogar, como el caso de Jesús Sánchez.

El lateral del Guadalajara, no tuvo problemas en afirmar que en casa, el tiene el ‘mandil’ bien puesto y se encarga de tener un equilibrio, pues no quiere ocasionar molestias.

“Preparo mis cosas para el entrenamiento, mi señora prepara la comida, si hay algo que hacer como barrer, trapear, me lo aviento yo porque soy de esos, ‘mandilón’. Ya en la tarde tomo café, estoy con mis niños. En ese aspecto se me ha hecho que los días pasen rápido. Para que nos hacemos tontos, si sabemos quién es la que manda, mi esposa. Soy mandilón y me porto bien porque de lo contrario ya sabemos qué sucede”, comentó Jesús Sánchez entre risas.

La contingencia sanitaria ha dejado cosas positivas en la vida del futbolista, dejando los viajes y aprovechando más tiempo con la familia, situación que valora mucho “Chapito” Sánchez.

“Esta parte de la familia es de lo positivo, porque por nuestra profesión pasamos más tiempo en viajes, hoteles que en nuestro hogar. La pandemia es algo malo, pero me dio la oportunidad de estar más con mi familia, de saber más cosas de mis hijos y ahora es un amor, dice que ya extraña a su papá”.

Fuente: www.elimparcial.com