Por: Ricardo Flamarique

El delantero Eder Pacheco nunca ha dejado de pensar en su paso por los Esmeraldas, con los que le ganó el ascenso a Correcaminos, y aunque emocionado, nunca pensó en festejar el gol en el Estadio Nou Camp por respeto a la afición.

“Alegría por haber hecho el gol, pero no pensé festejarlo por el respeto a la gente”.

Agregó, “Increíble, la afición tiene memoria, me llevó eso en el corazón y siempre estoy muy agradecido con el cariño que me demostró la gente de aquí, imagínate vengo de rival, meto un gol y salgo aplaudido, algo que me llevó en el corazón”.

Lamentó la lesión de Diego Olsina y aseguró que es complicado jugarle con 10 a León.

“Era un partido muy complicado empezamos ganando y luego nos quedamos con un jugador menos, contra León si con los 11 es complicado con un jugador menos te imaginaras, nos habíamos salvado y al final ahí está el marcador”.