Después de las acusaciones de Ángel Reyna en contra de la persona de Néstor de la Torre, así como José Manuel de la Torre y Omar Bravo, al exhibir supuestos actos de corrupción en su etapa en Chivas al no entregar ciertos premios o bonificaciones a algunos jugadores, el exdirigente del Rebaño desmintió al delantero, poniendo en tela de juicio su “equilibrio mental y emocional”.

“Pasaron alrededor de 60 jugadores en el lapso que estuve (como dirigente de Chivas) y que se le pregunte a algún jugador si algún día se le dejó de pagar dinero, a jugadores con equilibrio mental y emocional de cómo se llevaban acabo las cosas, capitanes o jugadores. No nos podemos guiar por una opinión que busca llamar la atención. Que lo compruebe. Hay que tomar las cosas de quien vienen”, detalló De la Torre en entrevista para Multimedios Deportes.

“Durante 10 años hubo muchos premios a jugadores. Siempre se pagan por la institución, nunca pasan por algún intermediario, todo se va directo a la cuenta de un jugador. Hablar de este señor (Ángel Reyna), son sus formas de querer llamar la atención y seguir apareciendo”.

Nunca pasó un peso por mis manos. Habían acuerdos con dos o tres jugadores y con el capitán se platicaba y al final la institución decidía un poco. Sólo con un jugador no se repartió un premio porque se vendió y fue decisión directa de Jorge Vergara”, sentenció el que fuera dirigente del Rebaño de 2002 a 2009 en su primera etapa.