Una de las características del exboxeador, Mike Tyson, es su impredecible personalidad dentro y fuera del ring; sin embargo, recuerda que uno de sus episodios más grises en su carrera fue cuando ‘tocó fondo’ en el 2009.

El excampeón de peso pesado reveló que sus adicciones lo impulsaron a golpear a siete mujeres debido a la paranoia que sufrió con el uso de drogas.

«Acostado en al cama de una habitación de hotel trato de no estar solo nunca, incluso si es una prostituta o un perro.

Esto es realmente oscuro. Estoy en la suite de mi hotel, tengo a siete mujeres allí con un gotero de morfina, mi cocaína, mi Cialis (medicamento como el Viagra), mi marihuana y mi Hennessy.

«Toqué fondo porque me puse paranoico y pensé que estas mujeres estaban tratando de robarme y acosarme.

Empecé a pegarles. Estaba en un lugar muy oscuro. Sin embargo, había un propósito porque no quería darles más partes de mi alma», explicó el expugilista.