Trinidad y Tobago es un equipo que se le indigesta a México en eliminatoria mundialista.

Y es que desde hace 13 años el representativo azteca no lo vence de visita en una fase de calificación para una Copa del Mundo.

La última victoria del Tricolor visitando al cuadro caribeño sucedió el 8 de septiembre de 2004, cuando aún era dirigido por Ricardo La Volpe.

En aquella ocasión un doblete de Jesús Arellano y un gol de Jared Borgetti sentenciaron el triunfo por 1-3 en Puerto España.

Desde entonces, la Selección mexicana ha visitado dos veces a los trinitarios sin salir airosa.

La ocasión más reciente empató 2-2 en el hexagonal final de la Concacaf en 2009, de cara a la Copa del Mundo de Sudáfrica 2010.

Las anotaciones mexicanas fueron de Enrique Esqueda y Carlos Salcido.

Antes, rumbo a Alemania 2006, los tricolores sufrieron un descalabro por 2-1, el 12 de octubre de 2005.

Por los locales descontó un par de veces Stern John. El solitario tanto azteca fue obra de Jaime Lozano.

VIAJAN CON BAJAS. Ayer, los seleccionados mexicanos viajaron a Trinidad y Tobago para enfrentar el martes al conjunto caribeño.

El Tri fue ingresado a la terminal 1 del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México por una puerta alterna para evitar a reporteros y aficionados.

Los pupilos de Juan Carlos Osorio partieron sin Jürgen Damm y Rafael Márquez, quienes se lesionaron en el duelo ante Costa Rica.

AGUAS CON LAS AMARILLAS. Otro lío ronda al Tri, pues cuatro de sus jugadores están a una tarjeta amarilla de ser suspendidos. Se trata de Héctor Moreno, Miguel Layún, Carlos Vela y Héctor Herrera.

Así que el entrenador Juan Carlos Osorio deberá definir si les da descanso ante Trinidad y Tobago.