PATROCINADO POR: ÓPTICA RAZO

Muy cómodo, con su cigarrillo electrónico y su caliente café doble para combatir el frío invierno de Buenos Aires, Ricardo La Volpe cambia de expresión cuando se trata de su paso por el Tricolor. “Cumplí mis objetivos, al menos me di ese gusto”, asegura con cierta nostalgia.

¿Volverías a dirigir al Tri?

(Tras un largo silencio) Ya cuando no hubo una continuidad en mi trabajo habiendo pasado una Eliminatoria como la pasamos, habiendo participado del modo que lo hicimos en una Copa Confederaciones, dejando al futbol mexicano en una posición de élite… después de la cantidad de jugadores que emigraron a Europa post Mundial. Cuando pese a eso no se apostó a la continuidad la vi siempre difícil.

¿No te gustaría?

Claro que me gustaría, pero la veo difícil. La veo lejos porque no entendieron el trabajo que se había hecho. Lo nuestro no fue sólo un Mundial, nuestra Sub 23 fue un equipo donde la mayoría llegó a Primera División también. Fue un trabajo global.

¿No sentiste respeto?

Respeto sí sentí. Lo que no hubo fue entendimiento del trabajo. Estoy seguro que si hubiéramos pasado el bendito quinto partido, también nos hubiéramos ido. No querían la continuidad de lo que veníamos haciendo. Estaba claro que querían a otro técnico.

Ricardo, tengo el contrato acá para que vuelvas a ser el director técnico de la Selección Mexicana. ¿Firmas?

Por supuesto que sí. No sé si quienes manejan al futbol lo quisieran, pero en México nunca se sabe. ¿En Argentina viste un entrenador extranjero? Es imposible.

¿Y por qué en México sí?

México tiene que tener un técnico que entienda esa idiosincracia. Si no sabe de eso, es imposible crecer. Yo me formé en México, soy de aquí. Yo hablo cuando traen entrenadores que no tienen idea de nada de México. ¿Por qué llegan? Sino tienen idea de nada. Ahí fallan. Por qué buscan afuera desmereciendo a los locales.

Estás hablando de Osorio…

Por eso, el problema no es Osorio, el problema es de quienes eligen. Cuando yo estaba en la Selección Mexicana me acuerdo que hacían encuestas sobre Scolari o sobre Carlos Bianchi como posibles entrenadores del Tri. Y yo pensaba: ‘¿qué saben Scolari o Bianchi del futbol mexicano? Absolutamente nada’. Son grandes técnicos, pero de idiosincracia mexicana no tienen la más pálida idea.

Y tú sí…

Yo me hice en México: conozco al jugador mexicano como la palma de mi mano. Respeto ante todo. Fui el único que jugó con equipo netamente con jugadores mexicanos. Nadie más lo hizo fuera de Chivas. Yo sé cuándo tienes que apretar, cuándo aflojar. Soy uno de ellos. El problema de los dirigentes es que buscan una determinada línea de trabajo y si se cae, a los dos minutos buscan una opción, totalmente opuesta. Desconciertan. ¡Si tú vas en busca de un camino, sigue la línea! En algún momento, se te va a dar. Ahora si un día buscas ‘A’, pero al otro, buscas ‘Z’, algo anda mal. Y la prensa eso no lo informa ni lo ve. No dice nada al respecto de la falta de coherencia y criterio a la hora de las elecciones.

razo