Andrés A. Ramírez Acosta

Cd. Victoria.- El cambio en la Directiva, que ahora encabeza Felipe del Ángel Malibrán, abrió oportunidades a los jóvenes talentos victorenses, uno de los jugadores que está aprovechando el cambio es Rubén la “Pawita” Martínez Charles, quien está agradecido con la vida y con dios que le dio una segunda oportunidad de regresar al equipo de Correcaminos.

Tras seis años de haber dejado al Club de la Universidad Autónoma de Tamaulipas, Martínez Charles aprovechó la oportunidad que se generó gracias a las visorias de Segunda División para volver a ser parte del equipo.

“Estuve en Tercera División hace 7 años, donde fueron pocos minutos los que jugué y solo estuve un año”, agregó, “en mi primer proceso con Correcaminos yo llegué solo al equipo, luego de unas visorias que hicieron, en donde estuve con el Profe Urbina (Jorge)”, destacó.

Explicó que en esa ocasión contaba con apenas 16 años y aprovecho al máximo los minutos en el terreno de juego, “era muy joven cuando llegue al Club (por primera vez), en mi segundo ciclo espero aprender más, ya que estaré trabajando para ganarme un lugar en el primer equipo, que juega en la Liga de Expansión”, expresó al concluir el entrenamiento en el CeFor.

Detalló que regresar a Correcaminos es algo muy bonito, es el equipo de casa y regresa a hacer lo que a uno le gusta, jugar futbol.

Mencionó, que este 2021 no ha sido un año fácil para él, debido a la pérdida de su padre, lo que provocó diversos movimientos repentinos en su vida, “fue un año complicado, tuve que salirme de los estudios para poder ayudar a mamá en la casa, creo yo que desde el cielo él me está apoyando, ya que siempre le ha gustado el futbol”.

Es por ello que se siente bendecido por esta segunda oportunidad y está consciente que desde arriba lo cuidan y lo orientan como su señor padre siempre lo hizo.