Según algunos medios deportivos, la FIFA habría ‘amonestado’ a la Federación Mexicana de futbol (FMF), pues anteriormente se pidió que los aficionados de la Selección Mexicana dejaran de hacer el famoso grito considerado homofóbico en el partido ante Portugal, sin embargo, las expresiones se dieron durante el juego de la Confederaciones.

El miércoles pasado la FIFA había dicho que se implementaría un protocolo para evitar a toda costa las acciones consideradas discriminatorias. Dichas medidas consideraban que en caso de presentarse el grito de los aficionados mexicanos, los juegos se detendrían.

Seguidores del Tricolor en la Arena Kazán habrían realizado el famoso grito al primer despeje del arquero luso Rui Patrício. Dicho grito fue repetido posteriormente, pero emitido por pocas personas

La advertencia de la  FMF sería una nueva multa, mientras que para los aficionados sorprendidos gritando, el castigo será sacarlos de los estadios por mala conducta.

FIFA tomaría medidas adicionales en caso de que la acción ‘inadecuada’ esté presente. Una de estas sería vetar al Estadio Azteca, casa de la Selección Mexicana, para un juego de eliminatoria mundialista, sin importar que el encuentro sea fuera del país. Además, descontarían puntos en la clasificación en el mundial.