MÉXICO — Renato Ibarra sólo fue vinculado a proceso por «Violencia Familiar» y se determinó que queda en libertad, a cambio de pagar un departamento de ocho millones de pesos, pensión alimenticia, ir a cursos de perspectiva de género y mantenerse alejado de la demandante, Lucely Chalá.

El ecuatoriano logró ser desvinculado de los cargos de «Tentativa de Feminicidio» y «Tentativa de Aborto», después de que su defensa demostró con base a pruebas médicas que la acusaciones no tenían sustento.

A cambio de seguir su proceso en libertad, el futbolista prometió pagar por resarcir el daño, dar un departamento con valor de ocho millones de pesos y tomar cursos de perspectiva de género con duración de 40 horas.

Renato Ibarra no podrá acercarse a su esposa, que tiene 10 semanas de embarazo. No puede salir del país y cada mes tienen que venir a firmar al Reclusorio Preventivo Oriente. En seis meses deberá de acudir a otra audiencia para demostrar que cumplió con lo solicitado y poder quedar sin ningún antecedente penal.