La investigación al respecto de la muerte del astro argentino, Diego Armando Maradona ha cambiado de forma drástica hasta llegar al punto de expresarlo como un “Homicidio culposo”.

De acuerdo con información del diario argentino Olé, informó que la Fiscalía General de San Isidro, misma que está encargada de llevar el caso de la muerte del exfutbolista, investiga en una sola dirección; saber si existió negligencia en los cuidados médicos que Maradona recibió durante los días anteriores a su fallecimiento.

Laura Capra, John Broyard, Patricio Ferrari y Cosme Iribarren, fiscales encargados del caso, están tomando declaraciones a los enfermeros que estuvieron dentro de la casa de Maradona en las últimas horas, de igual forma a la psiquiatra y las hijas del argentino; Dalma, Gianinna y Jana.

Todo señala a que las decisiones médicas que se tomaron eran por orden del doctor Leopoldo Luque, aunque este ha negado rotundamente que haya tenido esa función, aunque ha reconocido ser quien se ocupaba de canalizar a Maradona a las distintas especialidades médicas.

Al respecto de esto, se ha pedido que los magistrados, a través del correspondiente del dictamen, autoricen la apertura y análisis de los dispositivos electrónicos encontrados en el domicilio particular y consultorios del médico Leopoldo Luque.

“Se continuó con las tareas investigativas y la sustanciación de la prueba en curso, tomándose además algunas declaraciones testimoniales, incluidos a familiares directos del causante”, indicó el comunicado de la agencia Télam.

“En virtud de la prueba que se fue recabando se consideró necesario solicitar allanamientos en el domicilio y consultorio del médico Leopoldo Luque”, añadió la fiscalía de la zona norte de los suburbios de Buenos Aires.

De esta forma, la causa de muerte de Maradona ahora tiene carátula de “homicidio culposo” y “abandono de persona”, de acuerdo a los medios locales.