Cd. Victoria, Tamaulipas.- La franquicia de Primera División de Serviclimas Zapata podría ser congelada un año por la Liga Santander Premier, esto luego de que no se llegara a un acuerdo entre los involucrados Iván Zapata y Emmanuel Campos, esto tras la polémica que se dio hace algunos días por los derechos de este equipo.

Las oficinas de la Liga, ubicadas en el 22 Gutiérrez de Lara y ante la presencia de los delegados de los equipos de la Primera División fueron escuchadas ambas partes, en el tema de la compra venta de la franquicia.

La semana pasada Juan José Jaramillo, se presentó a la reunión con un documento que lo avala como dueño de la franquicia que antes se hacía llamar Sosa Monarcas, sin embargo, ante la presencia de los delegados ya estaba vendida a Iván Zapata, quien este último semestre le dio vida al equipo Serviclimas Zapata.

En su versión, cada uno de los involucrados la expuso, por un lado Iván Zapata se mantuvo firme asegurando que ya le había abonado 3 mil 500 pesos y que solo restaba por pagarle 1,500 pesos, mismos que intentó cubrir en ese momento pero no se los aceptaron.

Mientras que por el otro lado, Emanuel Campos, quien todavía es dueño de la franquicia en mención, comentó que Iván únicamente le dio un pago de 1 mil 200 pesos, los cuales tomaría como “renta” por haber participado en esta última temporada, ya que nunca le quiso pagar el resto que habían acordado (5 mil).

Ambas versiones, totalmente diferentes y sin un documento oficial de por medio que demuestre cuál fue el verdadero acuerdo entre ellos, Benito Valdez Coronado, Presidente de la Liga, los invitó a que platicaran y arreglaran la situación, ya que pudiera darse el caso de que se “congelara” la franquicia y ambos salgan perdiendo.