Chile es el primer finalista de la Copa Confederaciones. El cuadro de Pizzi eliminó a Portugal en la tanda de penaltis, después de que los dos equipos agotaran los primeros 90 minutos y la prórroga sin goles. En la tanda definitiva, Bravo paró los únicos tres lanzamientos que pudo hacer Portugal. La campeona de Sudamérica jugará el domingo en San Petersburgo la final con el vencedor del México-Alemania, que se disputa el jueves en Sochi.