En el marco del anuncio de su próximo pelea ante el turco, Avni Yildirim, Saúl «Canelo» Álvarez, habló para TV Azteca sobre los retos que se le vienen en este 2021 y de paso tocó algunos temas interesantes.

De los más destacados, el tapatío explicó los motivos por los cuales no le gusta enfrentarse a mexicanos dese que llegó a los planos estelares en Estados Unidos.

«Yo represento a México y no me gusta pelear con mexicanos, no le veo sentido. A Jaime Munguía le veo potencial pero le falta todavía algunas peleas para llegar a esos niveles. No me cierro a nada, pero por ahora no me gustaría».

El último compatriota que enfrentó a Canelo fue Julio César Chávez Jr. En 2017. Antes de él, Alfredo Angulo en el 2014 y desde que dejó de pelear en México, Alfonso Gómez, de origen azteca, es el otro que se ha medido al peleador pelirrojo.

Y después de Yildirim ¿Qué sigue?
Saúl tiene clara una meta: ir por los 4 títulos de la división y para ellos de faltan 2, el de la OMB y el de la AMB, por lo que descarta volver a subir a las 171 como lo hizo en 2019 ante Sergei Kovalev.

«Eddy no quiere que subamos otra vez a las 168 libras, es dar mucha ventaja. Quiero ir por todos los títulos de la división, la idea es ir por Anthony Dirrell, esa es la meta y veremos qué pasa después».

¿Y la pelea en México?

«Me hubiera encantado pelear en México pero desafortunadamente no se puede por el Covid-19, esperamos en un futuro la podamos concretar. La idea es llenar un estadio y conforme avance el tiempo iremos viendo».

Por último, Álvarez volvió a hablar de la posible tercer pelea ante el kazajo Gennady Golovkin y reiteró que aunque no se cierra a llegar a un acuerdo, por ahora no está en sus planes.