Darya Klishina es una de las atletas más famosas en Rusia por su desempeño deportivo. La deportista de 29 años supo ser una joven promesa en el mundo del atletismo al protagonizar una increíble marca de 7,05 metros en salto de longitud durante el Campeonato Mundial de la IAAF 2011 en Daegu.

Su belleza también jugó un rol importante dentro del mundo atlético, en donde logró conseguir varios sponsors que ayudaron en su carrera e incluso firmó con la prestigiosa empresa publicitaria IMG, quien tenía entre sus filas a Maria Sharapova, con quien fue comparada en múltiples ocasiones por sus rasgos físicos.

“He ganado mucho más dinero con mi imagen que saltando. Incluso ganando la Diamond League, el Europeo o una medalla mundial”, aseguró en septiembre del año pasado al sitio español LP. En esta ocasión, en una extensa entrevista con el portal ruso “Sports.ru”, reveló un hecho inesperado que vivió a través de las redes sociales.

“¿Cuál fue la propuesta más extraña que recibiste por parte de un hombre?”, le preguntó el periodista a la ganadora de la presea de plata de la Copa del Mundo del 2017.

“En Estados Unidos hace unos meses. Máximo seis meses atrás y no esperaba eso”, se sorprendió Klishina.

“Un hombre desconocido simplemente me escribió en un mensaje directo de Instagram e inmediatamente respondí con dureza: ‘Lo siento, pero esta propuesta no me interesa’. Entonces comenzó: ‘No, espera, no te niegues tan pronto, no sabes en qué términos, la cantidad y tal…’. y yo ‘No, eso es todo, adiós’”.

La saltadora en longitud, posteriormente, reveló que, “la suma fue grande, muy grande. Eran 200.000 dólares por mes. Entonces pensé: ‘¿Realmente me vio como una mujer que estaría de acuerdo con algo así?’”

Klishina, quien quedó novena en los Juegos Olímpicos de Río 2016, es consciente de su belleza y aseguró que “no tengo nada de que avergonzarme”, cuando el entrevistador le comentó que si escriben su nombre en “los motores de búsqueda de internet, las dos consultas más populares son ‘Daria Klishina playboy’ y ‘Daria Klishina en traje de baño’”.

“Todos tienen, digamos, errores de juventud. Lo haces sin pensar que de alguna manera vaya a afectar a tu carrera o incluso fuera de ella. Pienso en ello como algo del pasado. Y ahora diría que no en un 200% (…) Cuando comencé a trabajar con IMG, ellos trataron de eliminarlas. Limpiaron la gran cantidad de enlaces que llevaron a esas fotos. No hay tantas ahora como antes. Es fácil de encontrar en Rusia, pero no en el extranjero”, reconoció.

“Ahora, por cierto, todos los años me llaman para protagonizar la revista Maxim, pero no voy. Quieren que todos se desnuden, pero ahora tengo una imagen diferente”, concluyó la atleta rusa.