Pare­ce que superó al her­mano, Giovani, pues hoy, cuando la Selección Nacio­nal prescinde de su talento, en­seguida se prenden las alarmas, pues se ha convertido en uno de los indiscutibles.

Jonathan dos Santos, siempre sonriente, y muchas veces revo­lucionado con las palabras, com­pletó un gran año futbolístico con el Villarreal, cumplien­do con su cuota goleadora y varias asistencias, y to­do ello es el fiel reflejo de su actualidad vestido de verde.

Y es Jona, tras com­pletar la práctica ma­tutina en Kazán, pues antes de viajar a Sochi, la escua­dra azteca continuó con sus tra­bajos, ya pensando en las Se­mifinales de la Copa Confede­raciones ante Alemania, quien aseguró que este grupo que conformó el profesor Juan Car­los Osorio, ha demostrado que tiene argumentos para enfren­tar a cualquier rival, sin impor­tar la categoría.

El menor de los Dos Santos, presuntuoso, porque con todo y las críticas, el combinado Tri­color se mantiene invicto (dos triunfos y un empate), sabe de la importancia del juego, por lo que comparte que la mentali­dad de querer sobresalir es un ingrediente que los tiene pensando en que siempre se puede, a partir del sacrificio y del esfuer­zo solidario.

“Sabemos que es un equipo jo­ven, que tiene grandísimos ju­gadores con muchísimo talen­to; pero nosotros también tene­mos nuestras armas, contamos con un equipo de mucha cali­dad, de talento, con ganas de ha­cer cosas, tenemos que empezar por nosotros y estudiando al ri­val para hacerle daño.

“Todos muy felices por estar en la Semifi­nal; después, jugar con­tra un equipo tan im­portante como Alema­nia, actual Campeona del Mundo, sabemos que va a ser un partido complicadísimo; tam­bién, muy importante para nosotros para de­mostrar que somos un conjunto fuerte y que tenemos muchas ganas de hacer cosas grandes, esperemos aprovechar esta grandísima opor­tunidad”, agregó.

Cuando se le pre­guntó quién es el favo­rito, pues los germanos vienen con un cuadro alterno y que se prepara para re­forzar al que supone ser el este­lar, Dos Santos prefirió ser ecuánime y no col­garle etiquetas a nadie.

“Favoritos no, ya en una Semifinal puede pasar lo que sea, es un partido de vida o muer­te, sabemos que tene­mos que jugar nues­tras cartas y nuestro futbol, que es lo que nos ha lle­vado hasta donde estamos e in­tentar aprovechar esta oportunidad.

“Sabemos que es un partido importan­te para nosotros, para todo México; existe la confianza de hacer co­sas grandes, el equipo está muy unido, eso es lo que nos está ha­ciendo muy fuerte y tenemos muchísimas ganas de jugar este partido”.

ROTACIONES

Dicen que el traba­jo de coaching de Ima­nol Ibarrondo ha sufrido efecto pues, entre otras cosas, animó a Carlos Vela a volver a hablar con la prensa mexicana.

Existe otro tema recurren­te, las famosas rotaciones del se­leccionador nacional; el volan­te, antes de mostrar enfado, dijo que es una muestra de que todos en el grupo tienen el nivel para alinear, sin que esto mine el fun­cionamiento del conjunto.

“Es lo más importante para un equipo, las rotaciones, yo que es­toy adentro, todos los futbolistas nos sentimos importantes, to­dos tenemos minutos, se ha vis­to, hemos tenido buenísimos re­sultados en todos los cotejos y esto es lo que hace más fuerte a un grupo.

“Era vital e importante el he­cho de que se roten jugadores, se ha visto que jugara quien juga­ra, lo hacía bien, no se notaba en el equipo y lo importante es que tuvimos los resultados y llega­mos hasta la Semifinal”.

CONFIANZA

La ausencia de uno de los líderes, Andrés Guardado, por acumular dos tarjetas amarillas, Jonathan entiende que puede pesar, pe­ro también aseveró que exis­ten otros futbolistas que podrán cumplir con creces su cometido.

“Es una pieza fundamental para nosotros, un jugador muy importante, y sabemos lo que significa Andrés en este cua­dro, es uno de los capitanes, pe­ro como he dicho, tenemos equi­po suficiente para suplir su ba­ja, tenemos futbolistas de mucha calidad y talento, y todos inten­tamos aportar nuestro granito de arena”.