El Papa Francisco está siendo revolucionario en todos los sentidos y en las redes sociales no podía quedarse atrás, según se acaba de anunciar en la publicación de la Sagrada Penitenciaría Apostólica, el Papa Francisco podrá perdonar sus pecados a través de Twitter y dar «indulgencias plenarias» -un acto especial que en la creencia católica reduce el tiempo de un alma en el purgatorio- a sus seguidores esta red social.

El anuncio se hará oficial la próxima semana en la Jornada Mundial de la Juventud que se llevará a cabo en Brasil ante millones de jóvenes de todo el mundo, algunos teólogos ya han criticado la medida porque «aleja a la persona del sacerdote, único intermediario entre Dios y hombre», se desquitan columnistas en el Vaticano.

«Uno no obtiene una indulgencia como se obtiene un café de una máquina», explicó monseñor Claudio Maria Celli, presidente del Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales, al dar detalles de la idea.

Se trata de un «perdón colectivo» al que sólo podrán optar los followers del Papa que se hayan confesado previamente sus pecados, hayan sido absueltos por un sacerdote y hayan asistido a misa, podrán seguir los eventos de Brasil en vivo por Internet y recibir el perdón especial del Papa.

«No es suficiente sólo ver una misa en línea o seguir Papa Francisco a través de un streaming en vivo en un iPad o en un computador, estos son sólo dispositivos, lo que realmente cuenta es que el tuit que el Papa enviará desde Brasil o las imágenes del Día Mundial de la Juventud produzcan un fruto espiritual genuino en el corazón de la persona», dijo Celli.

La cuenta del Papa en Twitter es @Pontifex y cuenta con más de 2.600.000 seguidores mientras que su versión en español es @Pontifex_es y ya dispone de casi tres millones de followers en todo el planeta.