Un grupo de arqueólogos ha desenterrado lo que creen se trata de una antigua tumba de ‘vampiros’ en una construcción en Polonia, el equipo de historiadores descubrió que las tumbas contenían cuatro esqueletos con sus cabezas removidas y colocadas entre las piernas cerca del sureño pueblo de Gliwice.

La decapitación a un cadaver sospechoso de vampiro era una práctica común en épocas medievales debido a que se pensaba que esta era la única manera de asegurarse de que un muerto permaneciera como tal.

La edad exacta de los esqueletos sigue siendo incierta pero los arqueólogos notaron que aparte de haber sido decapitados tampoco había rastro de alguna posesión terrenal como lo serían joyería, cinturones o cascos.

“Es muy difícil de decir cuando fueron realizados estos entierros”, dijo el arqueólogo Jacek Pierzack al periódico Dziennik Zachodni.

Los restos han sido enviados a laboratorio para futuras pruebas pero las primeras estimaciones sugieren que estos serían alrededor del siglo XVI.

Esto sucede a un año de que otro grupo de arqueólogos en Bulgaria anunciara haber descubierto dos cuerpos de ‘vampiros’ en excavaciones cerca de un monasterio en Sozoplo, un pueblo vecino del Mar Negro, ambos de más de 800 años de antigüedad y enterrados con estacas de hierro en el pecho.

El jefe del museo nacional de Bulgaria, Bozidhar Dimitrov, dijo que más de 100 cuerpos de ‘vampiros’ han sido descubiertos en el país en años recientes.

“Ellos demuestran una práctica que era muy común en algunas villas de Bulgaria hasta la primera década del siglo XX”, explicó.